¿Qué es el enfisema pulmonar intersticial (EPI)?

¿Qué es el enfisema pulmonar intersticial (EPI)?

El enfisema pulmonar intersticial (EPI) se produce cuando queda aire atrapado en el tejido fuera de los tubos y alvéolos de los pulmones. Afecta a los bebés recién nacidos. El enfisema pulmonar intersticial es bastante común en las unidades de cuidados intensivos neonatales. Suele afectar a los bebés de bajo peso que necesitan un respirador. El respirador es un dispositivo que ayuda a respirar. Estos bebés suelen tener problemas pulmonares debido a que nacieron prematuros. El enfisema pulmonar intersticial suele afectar a los bebés en sus primeros días de vida. Puede afectar uno o ambos pulmones.

¿Cómo funcionan los pulmones?

Cuando usted respira, el aire pasa a través de su boca y atraviesa una serie de tubos hasta sus pulmones. Al final de esos tubos, hay unas pequeñas bolsas de aire llamadas alvéolos. En los alvéolos es donde se intercambian los gases. Así, los pulmones aportan oxígeno a la sangre. Y liberan dióxido de carbono, que es un desecho. Luego, el oxígeno viaja en la sangre hacia todos los órganos de su cuerpo. 

Por lo general, el aire solo se encuentra en estos tubos respiratorios o pequeños alvéolos de los pulmones. Pero en algunos casos, el aire puede escaparse hacia el tejido cercano que rodea los alvéolos. Este tejido es el intersticio. Esto puede suceder si la pared de un alvéolo se rompe. Si se escapa una cantidad de aire suficiente, esto puede causar problemas en la respiración y el flujo sanguíneo. El enfisema pulmonar intersticial es un tipo de síndrome de fuga de aire pulmonar.

El EPI se clasifica según su duración. Un EPI agudo dura menos de una semana. Si dura más tiempo, se llama EPI persistente. El EPI también puede llamarse difuso o localizado. Difuso significa que ocurre en más de un lugar en los pulmones. Localizado significa que ocurre solo en un lugar.

¿Cuáles son las causas del enfisema pulmonar intersticial?

El aire puede escaparse de un alvéolo si este se estira demasiado. Esto puede suceder si el aire queda atrapado dentro del alvéolo. O puede suceder si el aire no se distribuye de manera uniforme en los pulmones.

Estar conectado a un respirador puede causar un enfisema pulmonar intersticial. Cuando se usa un respirador artificial, la máquina pone presión de aire en los alvéolos de los pulmones de su bebé. Eso ayuda a que el bebé respire, ya que abre los alvéolos que están cerrados. Pero en algunos casos, esa presión adicional puede producir una fuga en el alvéolo. Una enfermedad pulmonar aumenta las probabilidades de que ocurran estas fugas. La enfermedad pulmonar puede deberse a que los pulmones están inmaduros o a otras afecciones de salud.

La mayoría de los casos de enfisema pulmonar intersticial sucede en recién nacidos que tienen otros problemas pulmonares. Es común en los bebés que necesitan usar un respirador. Configurar cuidadosamente los ajustes del respirador puede ayudar a reducir el riesgo de que su bebé tenga un EPI. Las condiciones que pueden aumentar su riesgo de tener un enfisema pulmonar intersticial incluyen las siguientes:

  • Nacimiento prematuro, que suele dar lugar a enfermedades respiratorias

  • Que los pulmones no puedan desarrollarse correctamente (hipoplasia pulmonar)

  • Absorber con la respiración la primera descarga intestinal (meconio) al nacer

  • Neumonía, una infección en los pulmones

  • Respiración muy rápida justo después de nacer (taquipnea transitoria del recién nacido)

Signos de enfisema pulmonar intersticial (EPI)

Los signos de un enfisema pulmonar intersticial suelen aparecer dentro de los 4 días de haber nacido. Un EPI leve puede no presentar signos. Un EPI más grave puede causar signos de dificultad para respirar, tales como los siguientes:

  • Resoplidos u otros signos que indiquen problemas para respirar

  • Respiración rápida

  • Palidez

  • Color azulado en ciertas partes del cuerpo (cianosis) debido al nivel bajo de oxígeno en la sangre

¿Cómo se diagnostica el enfisema pulmonar intersticial?

Puede que le hagan preguntas sobre sus antecedentes médicos y los de su bebé. Esto puede incluir información sobre el momento del parto, antes o después. A su hijo le harán un examen físico. Puede que le revisen el corazón y los pulmones. Quizás le hagan análisis de sangre para ver si tiene signos de bajos niveles de oxígeno y altos niveles de dióxido de carbono.

También puede que a su bebé le hagan pruebas de diagnóstico por imágenes, tales como una radiografía del pecho o una tomografía computarizada del pecho. El aire fugado probablemente podrá verse en cualquiera de esas pruebas de diagnóstico por imágenes.

 

Online Medical Reviewer: Blaivas, Allen J., DO

Online Medical Reviewer: Finke, Amy, RN, BSN

Date Last Reviewed: 3/1/2017

© 2000-2019 StayWell, 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.